Vacaciones en la España rural

Llegan las vacaciones y lo habitual es pensar instintivamente en playa. Muchos se lanzan al Mediterráneo, otros al norte y algunos deciden salir de España. Sin embargo, cada vez más gente es consciente de las maravillas que oculta nuestro país, y opta por planificar sus vacaciones viajando a zonas rurales de gran belleza. Con la intención de dar algunas ideas, a continuación os hablamos de algunos pueblos de España con encanto para visitar.

Parajes idílicos

En plenos Picos de Europa, en Cantabria, se sitúa el lugar en el que, según dicen, nació Don Pelayo. Se trata de Mogrovejo, un pueblo poco conocido pero que es el retrato paradigmático de la salvaje naturaleza del norte. No muy lejos de allí, en la vecina provincia de Asturias, nos encontramos con Bandujo, un paraje olvidado con siglos de historia, que se remonta a la época romana. Cerca de allí podremos visitar el increíble desfiladero de las Xanas.

Si nos movemos hacia el sur, cerca de la capital nos encontraremos con el pueblo más conocido de la lista, Patones de Arriba. Mucho menos masificado que su vecino de abajo, es sorprendente encontrar un enclave tan paradisíaco a pocos kilómetros del centro del país.

No podemos finalizar este texto sin mencionar un paisaje puramente andaluz: de la época árabe, Zuheros es uno de los pueblos con más encanto de Córdoba y de Andalucía, y de los menos conocidos. Rebosante de historia, su gran símbolo es su castillo medieval, antaño inexpugnable.